Iberian Meat Company

Bienvenidos a Iberian Meat Company

Color intenso, aroma único y sabor exquisito. Así es la carne del cerdo ibérico.

La grasa es una de las claves de sus productos, que deben degustarse, preferiblemente, sin más acompañamiento para percibir todo su esplendor en la boca.

La estrella, el jamón ibérico, está por meritos propios en el selecto club de los grandes productos gourmet del mundo, junto con el caviar, el foie o la trufa. No es de extrañar entonces que todos los productos, carnes y grasas que se obtienen del cerdo ibérico gocen de reconocido prestigio y se sitúen en la banda alta de los productos cárnicos.

Su obtención, basada en un modelo de cría del cerdo ibérico en su hábitat natural, representa una forma singular de entender la relación del hombre con su medio y con los animales asociada a valores y principios como:

  • Tradición:
    de más de 2.000 años de historia, el cerdo ibérico y su aprovechamiento representa un elemento central de la cultura rural de las regiones del suroeste español.
  • Sostenibilidad:
    el medio natural único de la dehesa, de enorme valor, que ha sobrevivido gracias al compromiso de ganaderos y productores tradicionales con la calidad, por encima, incluso, de la productividad y la rentabilidad.
  • Bienestar animal:
    en tiempos en que la industria ganadera se basa en la cría de animales en cautividad, el cerdo ibérico se mantiene ligado al medio y a la libertad de la dehesa.
  • Desarrollo rural:
    el sector del ibérico está compuesto en gran medida por pequeños agricultores y ganaderos de tipo familiar, ubicados en las zonas donde otro aprovechamiento seria difícilmente compatible con el mantenimiento del medio natural.
  • Alimentación:
    este bosque mediterráneo de encinas y alcornoques, arboles de crecimiento lento, provee la hierba y sobretodo la bellota que da el toque de distinción exclusivo a los productos del cerdo ibérico.